El sistema Last Planner es una metodología de origen estadounidense basada en los principios de Lean Construction, que busca proteger los flujos de producción y el desempeño de los proyectos, previniendo problemas y restricciones a través de un seguimiento continuo y preparación del trabajo. De ésta manera, Last Planner permite agrandar el espectro de lo que PUEDE hacerse y trabajar sobre compromisos confiables provenientes de la preparación del trabajo que está por venir.

metodologia1

Para ello, la metodología propone la planificación en tres horizontes: la planificación de largo plazo permite fijar las metas (HITOS) de programa y trabajo a realizarse (FASES) para lograrlas. La planificación de mediano plazo o LOOKAHEAD permite identificar tempranamente posibles restricciones o impedimentos al trabajo de las próximas semanas para que éstas sean liberadas a tiempo y no dificulten el cumplimiento del programa. Por último, la planificación de corto plazo se basa en la generación de COMPROMISOS CONFIABLES sobre el inventario de lo que PUEDE hacerse.

metodologia2

Finalmente, el seguimiento del proyecto y las reuniones semanales del equipo de trabajo permiten realizar un análisis continuo del trabajo realizado, principales problemas, oportunidades y el trabajo a realizar para garantizar un mejor desempeño a través de la mejora continua.

metodologia3